Rambla Catalunya 43 (Barcelona)
+34 93 467 70 00
¿Cuánto papel gastaré al año?

¿Cuánto papel gastaré al año?

Es una de las preguntas que todos nos hemos hecho alguna vez. ¿Cuánto papel gastaré al año? La respuesta es que mucho, más del que te puedes imaginar. Tanto el papel como el cartón están presentes en nuestras vidas y se encuentran en múltiples escenarios cotidianos, desde la lista en la que escribimos la compra hasta el vaso con el que sujetamos el café para llevar.  En este artículo desgranamos esta pregunta con algunas cifras , datos y curiosidades.

 

Si nos centramos en primer lugar en España, la media supone un consumo de unos 130 kilos de papel y cartón por persona en el plazo de un año. A nivel europeo, los belgas son los ciudadanos europeos que más papel y cartón consumen, más concretamente, 318 kilos por persona. En medio de estas dos cifras nos encontramos con países como Japón o Estados Unidos, donde se consumen más de 200 kilos de papel por habitante.

Estos datos los proporciona ASPAPEL, la patronal del sector, que en su resumen anual explica que el cartón ondulado es el más consumido, con una cantidad de más de dos millones y medio de toneladas. Le siguen el papel de impresión (también llamado papel offset en el sector papelero), con un millón y medio de toneladas. El resto de componentes que se fabrican, como el cartón estucado, el papel siliconado o el papel anti grasa, suponen algo más de un millón de toneladas.

Un dato curioso es que el papel de impresión que consumimos en España para libros, revistas o periódicos supone de media la mitad de lo que se consume en Europa. Ello porque los hábitos de lectura de los españoles comparados con los de los europeos son mucho más bajos. 

En cuanto a la producción del papel, nuestro país es uno de los principales productores de Europa. Dentro de España, Aragón es la comunidad que produce más papel, algo más de dos millones de toneladas, lo que supone el 33% de la producción total. La segunda es Cataluña, con el 21% y casi un millón y medio de toneladas. En lo que respecta a la celulosa, principal componente del papel, el principal productor es el País Vasco con un 20%. 

En lo que respecta a quién es quién en el mundo del reciclaje de papel y de cartón, somos los subcampeones del mundo, según establece la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación) en su informe anual, que sólo sitúa por delante de nuestro país a Alemania. Esto se debe a la gran capacidad recicladora de nuestra industria papelera.  Algo más del 70% del papel que consumimos es recogido para su posterior reciclaje. 

Papel gráfico: el soporte de la palabra.

El papel de prensa se fabrica en España con fibra 100% reciclada, mientras que el resto de papeles gráficos se fabrican fundamentalmente a base de fibra virgen, que procede de madera cultivada en plantaciones forestales. 

El tipo de fibra (virgen o reciclada) viene determinado por las características físico-químicas que requiera el uso del producto de papel. La incorporación de fibra virgen en los productos de papel gráfico es esencial para el ciclo del reciclaje de papel, que precisa de un cierto aporte de fibra nueva de manera continuada para reemplazar las fibras que se van deteriorando con los sucesivos reciclajes (se pueden reciclar hasta siete veces). 

¿Sabías que...?

El estucado es un proceso mediante el que se añaden al papel -por una o por las dos caras- productos como caolín o carbonato cálcico, que mejoran las características de impresión, haciendo el papel más brillante, más opaco y más uniforme.

 El papel estucado -brillo, semi-mate o mate-, también llamado papel couché, se utiliza en revistas, folletos, catálogos, libros de arte… Y el papel no estucado, denominado también offset, es el utilizado en los folios, las libretas y la mayoría de los libros.

El packaging: experto en la metamorfosis.

La razón del nacimiento del envasado o packaging fue la de una protección y una mejor conservación de los alimentos, para hacerlos resistentes a los factores ambientales externos como la luz, los gases o la humedad. 

Sin embargo, los cambios en los hábitos de consumo han hecho que éste se reinvente continuamente, encontrando nuevas utilidades como por ejemplo, servir de canal de información para el consumidor.

Además, el estilo de vida también influye en el packaging. Cada vez hay más gente que vive sola y más familias monoparentales, que demandan envases y embalajes de menor tamaño. 

La tendencia en el futuro es que los envases evocarán cada vez más emociones y experiencias, con lo que tomarte ese café para llevar cada mañana, se acabará convirtiendo en una experiencia que mima varios sentidos a la vez.

 

 

 

Share This Post:

Artículos relacionados (por etiqueta)

  • Cómo la invención del papel cambió el mundo

    Todo empezó con la imprenta de Gutenberg. Después se extendió a una multitud de usos. Desde el café que nos tomamos por la mañana, hasta los post-its de la oficina, pasando por los sobres del buzón. El papel se quedará entre nosotros, hay usos que le damos que son insustituibles.

    La imprenta de Gutenberg, creada en la década de 1440 por Johannes Gutenberg -un orfebre de Mainz, Alemania- es ampliamente considerada una de las invenciones más emblemáticas de la humanidad.

    Su creador descubrió cómo hacer grandes cantidades de tipos móviles de un metal resistente y también supo cómo fijar esos tipos, de tal manera que estuvieran lo suficientemente firmes para imprimir cientos de copias de una misma página y lo suficientemente flexibles para poder ser reutilizados en una impresión completamente distinta.

    Las famosas Biblias impresas por Gutenberg eran objetos tan hermosos que podían rivalizar con aquellas elaboradas a partir de la caligrafía de los monjes. La imprenta de Gutenberg cambió el mundo.

    Su invención fue un factor crucial en la reforma religiosa de Europa, contribuyó a la ciencia, posibilitó los diarios, la novela, el texto escolar y mucho más. Pero no podría haberlo hecho por sí misma sin otra invención, tan esencial pero mucho menos aplaudida: el papel.

    El papel fue otra idea de China, unos 2.000 años atrás. Al comienzo lo utilizaron para envolver objetos preciosos pero casi inmediatamente comenzaron a escribir sobre él: era más liviano que el bambú y más barato que la seda.

    Pronto los árabes se entusiasmaron con este invento pero los cristianos en Europa no lo harían hasta mucho después: el papel llegó a Alemania apenas unas décadas antes de que Gutenberg inventara su imprenta.

    ¿Por qué tomó tanto tiempo? Porque por siglos, los europeos simplemente no necesitaban del papel. Tenían el pergamino, que está hecho de cuero de animal. Pero era costoso: una Biblia escrita en pergaminos requería el cuero de unas 250 ovejas. Aunque, como tan poca gente sabía leer y escribir, la producción no era masiva.

    Sin embargo, con el incremento de una clase dedicada al comercio cuyas necesidades cotidianas exigían llevar las cuentas y elaborar los contratos, ese material para la escritura utilizado por los árabes comenzó a verse atractivo.

    Y la existencia de papel barato hizo que la economía de la imprenta también fuera deseable: el costo fijo de la impresión era fácilmente compensando por la cantidad de copias impresas. Las opciones eran sacrificar a millones de ovejas o usar papel.

    Multiuso

    Y la impresión es solo uno de los usos que le damos al papel. Lo usamos para decorar paredes -sea como empapelado, o con posters y fotografías-, para filtrar café y té, para empaquetar leche o jugo con las cajas hechas de cartón corrugado. Hay papel para envolver, papel de lija y papel a prueba de grasa. Hay servilletas de papel, recibos de papel y boletos de papel.

    Y en la década de 1870, la misma década que produjo el teléfono y la bombilla de luz, la Compañía Británica de Papel Perforado produjo una clase de papel que era suave, firme y absorbente: el primer papel higiénico. El papel puede parecer encantador y artesanal pero es básicamente un producto industrial elaborado a escala masiva. Una vez que los europeos cristianos finalmente abrazaron al papel, crearon posiblemente la primera industria pesada del continente.

    ¿Del papel a la madera?

    A lo largo de los años, el proceso vivió innovación tras innovación: máquinas trilladoras, blanqueadores, aditivos designados para hacer papel más rápido y más baratos, aun cuando el resultado de todo esto era en ocasiones una sustancia frágil que se tornaba amarillenta y se rompía con el tiempo. Al final el papel se volvió un producto barato, ideal para las necesidades de la vida de la clase media.

    Para 1702 el papel era tan barato que se utilizó para un producto explícitamente designado a ser arrojado a la basura en sólo 24 horas: el Daily Courant, el primer diario del mundo.

    Y luego, llegó una crisis industrial casi inevitable. Europa y Estados Unidos se volvieron tan hambrientos de papel que comenzaron a quedarse sin textiles para procesar.

    Pero había una fuente alternativa de celulosa para hacer papel: la madera. Los chinos conocían hace mucho tiempo cómo hacerlo pero la idea no había despegado en Europa.

    En 1719 un biólogo francés, René Antoine Ferchault de Réaumur, escribió un artículo científico haciendo hincapié en que las avispas podían hacer nidos de papel mascando la madera, entonces, ¿por qué no podían hacer algo similar los humanos?

    Sus palabras fueron ignoradas por años y cuando su idea fue redescubierta, los productores de papel notaron que la madera no es una materia prima tan fácil de trabajar y que no contiene tanta celulosa como los trapos de algodón. Recién en la mitad del siglo XIX la madera se volvió una fuente importante de la producción papelera en Occidente.

    Futuro del papel

    Actualmente, el papel se hace cada vez de sí mismo, reciclado generalmente en la China que lo inventó. Una caja de cartón surge de las papeleras de Ningbo, unos 250 kilómetros al sur de Shanghái; es usada para empaquetar una computadora portátil; la caja se embarca y cruza el Pacífico; la computadora se usa y la caja se recicla en un tacho de basura en Seattle o Vancouver; luego regresa a Ningbo para ser reconvertida en otra caja.

    Las ventas de papel siguen en alza. Las computadoras hacen más fácil la distribución de documentos digitales pero las impresoras hacen igual de fácil imprimir estos documentos en papel.

    En 2013 el mundo alcanzó su pico en producción papelera. Aunque muchos de nosotros todavía preferimos dar vueltas las páginas de un libro o de un periódico, el costo de la distribución digital es tan bajo que terminamos inclinándonos por la opción más barata.

    El papel puede no estar en su mejor momento histórico pero sobrevivirá, no solo en las góndolas de los supermercados o al lado de los inodoros sino también en la oficina, en casa, en el café que te tomas, en los sobres del buzón y mil sitios más.

    Las viejas tecnologías tienen el hábito de resistir. Todavía usamos lápices y velas y en el mundo se producen más bicicletas que automóviles. El papel no ha sido sólo un lugar donde imprimir hermosas páginas, es un elemento que forma parte de nuestra vida cotidiana.

    Fuente: bbc.com

    Imagen: Getty Images.

  • Entrevista a Lars Wallentin, diseñador de packaging: "¡Hazlo sencillo!"

    Todas las personas que alguna vez han intentado diseñar algo, saben lo difícil que esto puede llegar a ser. En su nuevo libro sobre diseño de envases y embalajes, “Quién Vende A Quien (Who Sells What to Whom)”, Lars Wallentin, diseñador de Nestlé durante muchos años, comparte sus consejos sobre cómo hacerlo. Ésta es una entrevista que le han hecho desde procarton.com

    ¿Qué es el gran diseño en su opinión?

    El gran diseño es honesto, transparente, entendido fácilmente y no engañando u ocultando defectos o debilidades. Un producto honestamente diseñado no reclama características que no tiene. El gran diseño se refiere al medio ambiente. No utiliza más energía de lo necesario, echa manos de tan poca materia prima como sea posible, se puede reciclar, etc. En otras palabras, el gran diseño no es un desperdicio. El gran diseño es coherente hasta el último detalle: la precisión y la exactitud son una parte muy importante del mismo. No sé quién acuñó las palabras “Dios está en los detalles”, pero eso es lo que es el diseño en todo. Mi consejo de “simplificar, amplificar y repetir”.

    Entonces, ¿cómo pueden las empresas lograr esto?

    Hay dos maneras de hacer esto: ¡Atreverse a ser diferente o exagerar! Y hacer que sea inusualmente grande, que no siempre es una cuestión de tamaño, sino también de comunicación. Ser un ganador es una cuestión de construir altas expectativas a través de la comunicación coherente y creativa durante un largo período. Cuanto mejor expresemos el valor de un producto alimenticio a través del apetito, las ilustraciones, la copia convincente, la marca fuerte y las virtudes fáciles de entender, más estimulamos al consumidor a comprar nuestro producto.

    ¿Cree que los envases de cartón serán el envase y embalaje del futuro?

    Los envases de cartón siempre serán el número uno, ya que la gente entiende que provienen de un material renovable, ¡entienden que los árboles crecen! La gente no entiende el reciclaje de plástico, que, en mi opinión, no es una idea muy inteligente porque utiliza demasiada energía para un material ligero. Pero la gente entiende que si usted recicla papel habrá nuevo papel.

    ¿Cuál es su consejo para aquellos que tienen presupuestos modestos?

    Cuando usted está vendiendo un producto de nicho o un producto que usted sabe que será comprado sólo por un pequeño número de consumidores y no tiene dinero para la publicidad u otros medios: ¿cuál es la solución? Es, por supuesto, el envase y embalaje creativo, diseños de envases que destacan. Recuerdo una vez que el entonces CEO de Nestlé, el Sr. Peter Brabeck, nos dijo que el envase y embalaje es el medio publicitario más económico, enormemente infrautilizado, prácticamente sin desperdicio y casi libre de costes. Si diseñamos el envase y la comunicación con una idea grande en mente o con un concepto claro, hacemos un marketing muy eficiente.

    ¿Qué mejoraría del envase y embalaje de hoy?

    En la actualidad, el envase y embalaje son mejorados constantemente, ya sea desde el punto de vista logístico, técnico, material o ecológico. También vemos diseños más únicos y soluciones más innovadoras. Sin embargo, si observamos cómo se comunica el envase y embalaje, qué mensajes vendedores se pueden encontrar o cómo de solidarios son los textos e ilustraciones del panel posterior, vemos poco o ningún progreso. Las empresas suelen estar demasiado obligadas a regir y los gerentes de marca tienen dificultades para entender que a veces “menos es más”. La mayoría de los diseñadores olvidan el papel de las ventas del envase y embalaje. Me pregunto si los diseñadores y los vendedores almacenan lo suficiente. Lo dudo. Debemos aprender de otras categorías de productos. Estamos en un mundo de información excesiva y los gerentes de marca a menudo no tienen suficiente experiencia para concentrarse en lo esencial en cada medio. Lo esencial en el paquete puede ser atractivo para el apetito, en material POS puede ser un texto de venta y en la publicidad puede ser la marca. Hoy en día, hay una tendencia a poner todo en el paquete y luego duplicarlo en otros medios de comunicación. Cuando se trata de legibilidad, los envases necesitan optimizar la tipografía. La buena tipografía crea interés, facilita la lectura y tiene un diseño que resalta lo que es importante y útil. Dudo que los diseñadores de envases lo vean de esa manera, ¡ya que muchos paneles traseros son muy aburridos y difíciles de leer! Para tener un posicionamiento de marca, para ser visto y destacar, hay que cambiar algo en el diseño de vez en cuando. Google, por ejemplo, lo hace constantemente con su logotipo de marca.

    ¿Cómo podemos lograr un mejor diseño?

    Cuanto más trabajo en equipo, más conocimiento conducirá a más creatividad. En la primera reunión deben estar el diseñador, el fabricante y el gerente de la marca, cuanta más gente haya, ¡más creativo que puede ser!

    ¿Qué más podrían hacer los diseñadores de envase y embalaje?

    Hoy promovemos el pensamiento ecológico, el reciclado y la reducción de residuos, la oferta de comercio justo, etc., lo cual me va bien, pero ¿no sería interesante para la marca ser también algo cultural? ¿Algo pretencioso? Tal diseño tiene también la ventaja de mirar diferente, lo que significa que el producto es más flexible, ya que el consumidor ve el envase como algo más que sólo el producto. Los japoneses descubrieron esto hace muchos años con sus envases y embalajes de regalo artesanales. En mi opinión, el papel de un diseñador en nuestra sociedad es hacer de este mundo un lugar más hermoso a través de objetos estéticamente agradables.

    Fuente: Procarton.com

  • Tercera Edición del Foro de la Cadena de Valor del Envase de Cartón

    La Asociación Española de Fabricantes de Envases de Cartón (ASPACK), va a reunir a fabricantes de envases, proveedores de servicios y clientes finales el próximo 26 de octubre en la Tercera Edición del Foro de la Cadena de Valor del Envase de Cartón.

    El evento tendrá lugar en el Hotel H10 Cubik de Barcelona y estará centrado en las nuevas tendencias de consumo, que afectan a todo tipo de industrias y en las que el packaging de los productos tiene un papel protagonista como elemento que influye en las decisiones de compra.

    La III edición del Foro de la Cadena de Valor del Envase de Cartón comenzará con la presentación del informe elaborado por la consultora internacional Euromonitor 'Las 10 principales tendencias globales de consumo para 2017', a cargo de Ricard Balart, miembro de la Junta Directiva de Aspack y director general de la empresa Gaez.

    Las conclusiones de este informe serán después analizadas en una mesa de debate en la que participarán Santiago Olivares, responsable del Servicio de Ingeniería y Packaging de Nestlé;Antonio Martín, Director de Calidad y Director Técnico en Sanofi; y Bárbara Mendoza, Directora de Operaciones en Perfumes Loewe.

    El tercer bloque del encuentro estará centrado en la presentación de casos de éxito: proyectos en los que distintos proveedores de servicios se han aliado con sus clientes para dar respuesta a las nuevas necesidades de los consumidores finales. Entre los ponentes de este panel estarán Ángel Pérez, Director de Comunicación y Marketing de Heidelberg; Miquel Olivé, Business Manager Labels & Packaging en HP; y Jennifer Ruiz, Responsable de Producción en Troqueles Trovican.

    Por último, la jornada contará con un tiempo para reflexionar sobre la transformación de la sociedad española en los últimos años y los crecientes esfuerzos por el cuidado del medio ambiente. El encargado de presentar estos aspectos será Miguel Morán, Director del Mercado Cartón para España y Portugal en APP. En su ponencia 'Dime qué packaging usas y te diré quién eres: nuevos hábitos de consumo y oportunidades para el mercado del cartón', hablará sobre soluciones innovadoras que ayudan a las empresas a satisfacer la demanda de los consumidores, que buscan productos reciclables y biodegradables.

    En esta tercera edición, el Foro de la Cadena de Valor del Envase de Cartón se ha renovado con el fin de convertirse en un encuentro mucho más participativo y abierto tanto a asociados como no asociados de Aspack.

    Entre sus principales objetivos, además de analizar la influencia que los cambios de hábitos de los consumidores están teniendo en la cadena de valor del sector del envase de cartón, está el de dejar patente la interdependencia entre todos los actores de la cadena y aprender de las experiencias de cada una de las partes. Así, será un espacio en el que las empresas participantes dejarán de verse como competidoras, para convertirse en aliadas que trabajan juntas por el futuro del sector del envase de cartón.

    Si estás interesado en realizar el registro online, lo puedes hacer aquí.

    Fuente: Alimarket